Usurpación en pandemia: la justicia decide la toma de una propiedad en el barrio San Martin

La quietud de la cuarentena obligatoria en el barrio San Martin, se vio alterada y desbordada por una usurpación entre vecinos. La familia del abogado José Luis Pérez –asesor del gobierno-, y su esposa Olga Alvarin junto a sus hijos Luis Alberto Pérez y Lucas Daniel Pérez, hicieron en el domicilio de Juan de San Martin 351 un boquete desde su domicilio para ingresar a un garaje lindero propiedad de Mario García, un vecino de la zona de más de 50 años de residencia.


El ingreso fue violento y quedó registrado en videos que rápidamente se viralizaron por la redes sociales. La reacción de los “boqueteros” no es pacífica y menos dialoguista: hay más de un video donde se observan insultos y ladrillazos contra la familia García.
A raíz de los incidentes debió intervenir la policía para calmar la situación, aunque los Pérez tomaron posesión del garage -ajeno hasta ese momento-, y movieron las cosas propiedad de los García: motos y un auto que sacaron empujando hacia la calle, además de herramientas y otros enseres que allí se guardaban.
El Ministerio Público Fiscal tomó la causa de investigación penal con el fiscal Martin Silva, ordenando que ambas partes se abstengan de acceder al garaje hasta que la justicia se expida.

HOSTIGAMIENTO
Sin embargo, la familia García asegura que desde hace varios meses sufre los constantes hostigamientos de los miembros de la familia Pérez, que lejos de querer acordar, quieren imponerse sobre la propiedad aduciendo tener papeles que acreditan su posesión. Pero en vez de elegir el camino de la justicia, -siendo el jefe de familia un hombre de ley-, presentándose para reclamar por esa vía, decidieron romper la pared, hacer un boquete y meterse en la propiedad. Una acción violenta, que evita el diálogo.