Tratamientos con ventilación no invasiva en el Hospital Independencia

El Ministerio de Salud de la Provincia, a través del Ciclo Salud Responde, viene realizando diversas entrevistas para echar luz sobre diferentes cuestiones relacionadas con la pandemia por coronavirus, para poder facilitarle a la comunidad una mayor comprensión sobre esta problemática. En esta oportunidad entrevistó al Dr. Ramón Vergara, quien se desempeña como coordinador de la Sala 6 del Hospital Independencia, y habló sobre los tratamientos con ventilación no invasiva en pacientes con Covid-19.

La Sala 6 del Hospital Independencia actualmente está destinada solo a la atención de pacientes positivos por Covid-19, con neumonía bilateral, pacientes moderados y graves, que todavía no tienen los requisitos para ingresar a terapia intensiva. Está coordinada por el Dr. Ramón Vergara, el Dr. Ricardo Speciale y el Dr. Alejandro Polti. Por supuesto, cuenta con el trabajo comprometido de un grupo de médicos, enfermeros y kinesiólogos.
En referencia a la forma en que viene dándose la atención y tratamiento a pacientes con neumonía bilateral por Covid-19, el Dr. Vergara manifestó “hemos visto en este último tiempo alrededor de 160 casos en esta situación, y los tratamientos que realizamos para estos casos son avalados por el Ministerio de Salud de la Nación, con los cuales obtuvimos buenos resultados”, anticipó.
Seguidamente el Dr. Vergara comentó que para implementar este tratamiento que ya se está llevando a adelante en el Hospital Independencia y en el Mama Antula, “todo el equipo se ha asesorado con el Dr. Guillermo Montiel, del Hospital Fernández de Buenos Aires” ya que este Hospital lo ha implementado con mucho éxito, al igual que varios lugares de la Argentina y el mundo con resultados favorables.
Con respecto a la terapia de ventilación no invasiva que se está implementando, Vergara, aclaró que “el objetivo es tratar de evitar que el paciente pase a terapia intensiva y que requiera de ventilación mecánica”. Se trata de una terapia con cánulas nasales de alto flujo y con cascos helmet. “Consiste básicamente en que a los pacientes que tengan insuficiencia respiratoria, con neumonía bilateral, que provoca falta de aire, brindarles la posibilidad de este tipo de tratamiento terapéutico que no es invasivo. Donde el ingreso del oxígeno se hace a un alto flujo, mucho mayor de lo que puede dar una bigotera común o una máscara con reservorio, y brindar la posibilidad de una oxigenación mucho más satisfactoria para el paciente”, explicó el coordinador y aclaró que lo mismo pasa con el uso del casco, del helmet”. En este sentido el profesional de la salud, destacó que el primer paciente que utilizó el casco en el Hospital Independencia, ya se encuentra en su casa y nunca estuvo en terapia.
Además Vergara dijo que el uso del casco está combinado con el uso de las cánulas de alto flujo. Entonces esto le da mucha mejor oxigenación, luego de una evaluación del paciente durante 12 horas, si tiene respuesta favorable, se continua el tratamiento. Y si el paciente no mejora y entra en una emergencia ventilatoria se traslada a terapia para continuar con otro tratamiento, que ya resulta invasivo.
“El tratamiento invasivo es básicamente la puesta del paciente en un respirador, en un ventilador”, adelantó Vergara y añadió “esto implica muchísima medicación, los pacientes están muy graves y además implica mucho trabajo del personal. Lamentablemente los pacientes que entran a terapia intensiva y necesitan ventilación mecánica tienen un índice alto de mortalidad.”, resaltó.
Al momento de comparar estos dos tipos de tratamiento invasivos y no invasivos, el doctor Vergara explicó que “los tratamientos no invasivos con las cánulas nasales de alto flujo y con el casco helmet, implica en primer lugar que el paciente no va a estar dormido. Tiene que estar lúcido, es una condición fundamental, no va a tener un tubo en la tráquea”, pero además explicó que se tiene que cumplir ciertas condiciones ya que no se le coloca a cualquier paciente, sino a quienes tienen insuficiencia respiratoria, pero que a la vez no están tan graves como para necesitar la respiración mecánica. Esto puede hacer que sucedan dos cosas: que el paciente responda a la terapia no invasiva y mejore, no pasando a terapia y sin necesitar el respirador. O que fracase el tratamiento, y ahí si el paciente tiene que pasar a terapia intensiva y hacer la respiración mecánica.
Para finalizar, el coordinador de la Sala 6 de Covid-19 del Hospital Independencia, Dr. Ramón Vergara, subrayó que “la idea fundamental es tratar de recuperar a los pacientes que se pueda, con ventilación no invasiva, para que no pasen a terapia intensiva. Recuperarlos con una terapia que es mucho menos cruenta y que ayuda muchísimo al paciente. Queremos tratar dentro de la parte pública y el hospital independencia, dar el mejor tratamiento al paciente.”
NEUMONIA BILATERAL
El Dr. Ramón Vergara, coordinador de la Sala 6 de Covid-19 del Hospital Independencia, explica que del 100% de pacientes Covid-19, el 81% aproximadamente tiene una enfermedad leve, que prácticamente no necesita ningún tratamiento. Estos pacientes no tienen comorbilidades, no tienen enfermedades asociadas, son pacientes jóvenes y a pesar de cursar la enfermedad de forma leve, pueden trasmitir la enfermedad a otros tipos de pacientes que ya se complicarían.
Hay un 20% de pacientes que sobre todo, tienen comorbilidades, diabéticos, hipertensos, con EPOC, que están inmunodeprimidos, que pueden hacer una enfermedad pulmonar denominada neumonía bilateral difusa. Estos pacientes que tienen la neumonía bilateral, son los pacientes que se internan. Son pacientes que se ponen graves y que tienen peor pronóstico. Esto se produce porque se desencadena dentro del organismo, luego de la llegada del virus, un mecanismo inflamatorio que se llama tormenta de citoquinas. Se desencadena como una respuesta exagerada en el organismo y esto provoca que los alveolos se llenen de líquido, que tengan un edema pulmonar en donde el paciente no puede respirar y necesitan oxígeno y hay un grupo pequeño de pacientes, un 5% que se tornan muy graves y que necesitan terapia intensiva.
Hay un tratamiento propuesto por el Ministerio de Salud de la Nación para los pacientes, pero no hay un tratamiento específico para el virus, lo que si se está haciendo es un tratamiento con un doble esquema antibiótico que habitualmente se realiza en el hospital. Un corticoide que tiene muchos años que es la dexametasona y un anticoagulante que es la enoxaparina, que es para evitar los cuadros de pequeños micro trombos que se pueden formar en el pulmón. Aparte se le da también un antiviral que no es para el coronavirus porque no hay tratamiento, pero si es para el virus de la influenza. Esos son los tratamientos que Nación avala; aparte del apoyo de oxígeno.