Esa extraña costumbre de mirar lo ajeno: Piden la indagatoria de Mauricio Macri por espionaje ilegal

La denuncia presentada este martes por Cristina Caamaño, interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en los tribunales de Comodoro Py consta de nueve carillas. Allí, como se informó por la mañana, se asegura que -a partir del hallazgo de un disco rígido con mails de dirigentes políticos, sociales y periodistas- durante la gestión macrista en la central de espías se hizo inteligencia ilegal.

Por esa situación Caamaño pidió que sean citados a indagatoria el ex presidente de la Nación Mauricio Macri “por ser el responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de la política de inteligencia nacional». Lo mismo solicitó para Gustavo Arribas quien condujo la AFI durante el gobierno de Macri y para Silvia Majdalani, que fue la segunda en la conducción del espionaje local.
Caamaño, ex fiscal de Instrucción y ex secretaria del ministerio de Seguridad del gobierno de Cristina Kirchner, también pidió que por este caso sean indagados dos agentes de la AFI y de Darío Alberto Biorci, cuñado de Majdalani y ex Jefe de Gabinete de la AFI durante la gestión anterior.

La denuncia señala que: “Se procedió al análisis de rutina de distintos soportes tecnológicos utilizados en arias sensibles de esta agencia. En tal sentido y puntualmente, se procedió a analizar el contenido de un disco rígido, marca Western Digital S/N WCASY0545906. En este disco se encontraron rastros digitales que dan cuenta de la conexión de dispositivos externos a este disco en los que se almacenaba información de inteligencia sobre personas vinculadas a la actividad política de nuestro país, dirigentes, fuerzas policiales, entre otros”.

Allí se explica que “el disco fue hallado en dependencias de la agencia, y pudo detectar si las personas que habían accedido con credenciales al mismo. No obstante ello, la dinámica llevado a cabo durante la gestión anterior hace que se dificulte determinar con exactitud el área en la que se utilizaba el dispositivo, por cuanto el personal “de confianza” de la gestión anterior, rotaba por distintas áreas para llevar adelante las tareas espurias Ilegales que le eran encomendadas”.

La denuncia luego describe el protocolo utilizado para obtener los datos del disco rígido que, asegura Caamaño fue borrado. Para la interventora de la AFI “… el borrado-aunque no seguro-demuestra claramente la ilegalidad no solo en la obtención de la información aquí acompañada, sino también su almacenamiento en un área sensible de esta agencia. Así a través de la recuperación de datos, se pudo detectar el registro de conexión de dispositivos extraíbles (pen drives) en los cuales se había realizado un proceso sistémico de colección de información correspondiente a los correos electrónicos privados de numerosas personas vinculadas a la actividad política, periodística, entre otros”.
Luego de eso se aporta la lista de las personas que para Caamaño fueron objeto de espionaje entre las que se encuentran figuras del macrismo como Laura Alonso, Mario Negri, Nicolás Massot, Ángel Rozas y Ernesto Sanz y dirigentes de la oposición de entonces como Gabriela Cerruti, Martín Sabatella, Marcos Cleri, Carlos Castagnetto, Ricardo Forster, Rodolfo Tailhade y Omar Perotti.

En la lista está el periodista Luis Majul. También se agregan la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario, la ministra Elizabeth Gómez Alcorta, el legislador Carlos Tomada, Ofelia Cedola, ex funcionaria kirchnerista, el dirigente gremial Héctor Daer, el senador Alberto Weretilneck, la ex senadora Silvia Rojkes de Alperovich, Jorge Matzkin, ex Jefe de la Policía Bonaerense, entre otros.

La interventora de la AFI explicó que “claro está que uno no debe pecar de ingenuo. La información almacenada en este disco rígido no se encuentra allí de casualidad, sino que evidentemente fue utilizada para la producción de inteligencia ilegal. A su vez, no debe perderse de vista la ilegalidad manifiesta en el medio utilizado para la obtención de esta información. Es que la tarea arbitraria llevada a cabo en la agencia durante la última gestión, no fue ordenada ni autorizada por ningún juez, lo cual viola palmariamente preceptos de raigambre constitucional”.

Caamaño pidió diversas medidas de prueba para que realice el juzgado a cargo de Marcelo Martínez De Giorgi a quien le tocó la causa por sorteo. Entre las pruebas solicitadas se pide que un perito tecnológico revele la información que tiene el disco externo, y se individualice a las personas que pudieran haber tenido acceso al dispositivo y qué tipo de archivos se hallaron. La AFI ya encontró quienes fueron los agentes -del área de Base de Datos de la agencia de espionaje- que accedieron al material sensible. En el caso interviene como fiscal Jorge Di Lello, quien deberá decidir si impulsa o no la investigación por actos de espionaje ilegal que involucra a las autoridades del gobierno anterior.