El Reinicio de la actividad inmobiliaria es altamente importante

Por Carlos Borges – MP 054.
Director CIA (Cámara Inmobiliaria Argentina)

Luego de 50 días de no poder trabajar a causa de esta Pandemia y poder hacerlo a partir del pasado miércoles 15 y ejercer la profesión para lo cual estudiamos es altamente auspicioso.
Han sido tiempos en el que seguramente sin desearlo descuidamos a nuestros clientes, seguramente no pudimos darle el trato que durante años recibieron de nosotros, pero no dudo que recuperar la posibilidad de trabajar nos hará más agiles, más cautelosos , mas sabedores pues la enseñanza que nos deja este encierro, nos permitió aprender y acceder a las nuevas tecnologías y herramientas a fin de informar, comercializar y gerenciar nuestras empresas en tiempos de encierro, tal es así que como muchos armamos en nuestra propia casa una mini oficina y de manera remota tratamos de continuar sobrellevando con mucho esfuerzo nuestra profesión, el boleto digital y la firma registral fueron quizás las nuevas estrellas de estos tiempos y no dudo serán las nuevas vedette, y además con el WhatsApp, y el Zoom pudimos lograr un ida y vuelta en el dialogo con nuestros colegas y clientes.

Los nuevos adquirentes de inmuebles a partir de hoy deberán evaluar conceptos que seguramente hasta antes de la pandemia no lo tenían en cuenta, el patio, el jardín, el balcón o una habitación de mas donde podrá armar una oficina serán sin dudas prioridades que antes no se visualizaban y hoy ante esta situación se consideran casi imprescindibles.
Luego de un párate de tantos días no dudo que habrá un reacomodamiento en los valores de los inmuebles, la oferta y demanda será sin dudas el termómetro ideal, no lo será tanto el dólar que por su escalada vertiginosa dejara al menos hasta un reacomodamiento en los precios de ser la moneda por la cual se evalúan los metros cuadrados tanto de unidades nuevas, del pozo, o las usadas.
A pesar de todo la compra de un inmueble continua siendo la mejor inversión, pues en su andar moviliza un sin fin de actividades que permite activar el mercado y da cientos de trabajo y mano de obra, por lo que esperamos que en un plazo prudencial la reactivación de la construcción sea nuevamente uno de los motores dinamizadores de nuestra economía.
Como Corredores Inmobiliarios deseamos lo mejor que para todo ser humano existe, “poder trabajar”, ejercer nuestra profesión y servir a la comunidad a la cual pertenecemos.