Sin esperanzas, la Armada finalizó las tareas para rescatar a los tripulantes del submarino

La Armada dio por finalizada la operación para la ‘búsqueda y salvamento de personas’ tras la desaparición del submarino ARA San Juan y se centrará a partir de ahora en las tareas para localizar a la nave en el lecho marítimo, con lo cual puso fin a las esperanzas de encontrar con vida a sus 44 tripulantes.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, informó que ayer “a las 16.20 se declaró finalizado el caso SAR (de Búsqueda y Rescate) del Submarino ARA ‘San Juan’, y de esta forma cambió la fase de búsqueda del mismo”.

En su habitual rueda de prensa, Balbi dijo que a la operación de “búsqueda y salvamento de personas” se le dedicó “más del doble del tiempo” que determina la posibilidad de rescatar a sus tripulantes.

El plan SAR, precisó, “tiene como misión ejecutar la búsqueda y salvamento de personas en peligro en el área marítima, fluvial y lacustre”.

La búsqueda “ha contado con personal altamente capacitado y las tecnologías más avanzadas del mundo, no encontrando evidencia alguna del naufragio en las áreas exploradas”, precisó.

Al respecto, agregó que el operativo se hizo mediante unidades aéreas y navales desde hace 15 días, barriendo un total de 557.000 millas náuticas cuadradas de exploración visual, y 1.049.479 millas náuticas cuadradas de exploración radar, sin obtener contacto con el submarino ARA “San Juan” ni con sus balsas salvavidas.

“Se han dispuesto en el esfuerzo de la búsqueda 28 buques (16 de la Armada Argentina), 9 aeronaves (3 de la Armada Argentina), 4.000 hombres (3.200 de la Armada Argentina), sumando un total de 18 países de apoyo; y que a pesar de la magnitud de los esfuerzos realizados, no ha sido posible localizar el submarino”, apuntó.

Hoy a las 12 habrá un nuevo parte sobre la búsqueda y remarcaron que las naves involucradas en el operativo regresaron a Comodoro Rivadavia por cuestiones operativas.

Tal es el caso de la nave de bandera noruega “Sophie Siem”, propiedad de la empresa petrolera Total, que retornó a Comodoro Rivadavia porque sus tanques de agua dulce estaban contaminados con sal y necesitaban una limpieza.

El submarino “San Juan”, perdido con sus 44 tripulantes desde el 15 de noviembre cuando regresaba desde Ushuaia a su base en Mar del Plata, estaba al mando del capitán de fragata Pedro Martín Fernández, secundado por el capitán de corbeta Jorge Ignacio Bergallo.

Dolor y bronca

Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta y tripulante del buque San Juan, Alejandro, afirmó que los familiares de los militares se sintieron “manipulados”, al referirse a la decisión de la Armada de concluir las tareas para rescatar sobrevivientes en el sumergible desaparecido hace 15 días en aguas del Atlántico sur.

“Siento que nos manipularon desde el primer día. Nos mintieron y no nos dijeron toda la verdad. No sabíamos que iban a tomar la decisión de abandonar el rescate”, declaró Tagliapietra a la señal televisiva TN.

Jorge Villareal, padre del teniente de navío y personal militar del submarino Fernando, afirmó que pese a la información recibida por la Armada “causó angustia y tristeza entre los familiares”.