“Bustos bebió, circulaba a más de 120 km por hora y debió imaginar que causaría un siniestro”

El automovilista que atropelló y mató a Bautista Agüero seguirá detenido. La Fiscalía neutralizó su excarcelación acusándolo de “homicidio simple con dolo eventual”, ya que la noche en que embistió a la víctima, bebió en demasía, conducía a más de 120 kilómetros por hora y el vehículo no se encontraba en condiciones para circular.

Así lo afirmó el fiscal Ramón Alfonzo en la audiencia en la que la jueza de Control y Garantías, María Pía Danielsen, convirtió la aprehensión en detención de Ignacio Emanuel Bustos, de 20 años, con residencia en manzana G, lote 36, Bº Los Flores.

Contundente, el titular del Ministerio Público recordó que el sábado a la madrugada “Bauti” fue embestido por el Chevrolet Corsa en que se conducía Bustos, junto a varios amigos.

Domingo de muerte

El conductor transitaba a más de 120 kilómetros por hora. “Primero chocó un cartel, luego a “Bauti” (que caminaba por Independencia prolongación junto con dos amigos) y se estrelló contra una columna de alumbrado público, frente al Bº Virgen de Guadalupe.

Afuera de Tribunales, numerosos amigos respaldaban la calificativa del homicidio con dolo eventual y se solidarizaban con la familia por el triste fin del jovencito.

Dentro del recinto, familiares y “cercanos” acompañaban a los padres de “Bauti”, Verónica Ramos y Juan Agüero.

Alfonzo subrayó el aspecto medular de la batalla que viene. No acusó a Bustos de “homicidio culposo”, sino que le reprochó la de “homicidio simple con dolo eventual”.

La figura se aplica cuando, para la Justicia, una persona debió haber tomado conciencia de que, al realizar una determinada acción, podría ocasionarle la muerte a alguien y, pese a prever ese posible resultado, continuó con su accionar, sin hacer nada para evitarlo.

A su turno, el defensor Roberto Carabajal, se opuso a la calificativa y reclamó la excarcelación de Bustos por considerar: “Libre, mi cliente no puede interferir en la investigación. Está muy dolido y sufre como él solo este terrible final”, ahondó Carabajal.

“Mi defendido este viernes ampliará la indagatoria. Él aduce que Coronel (Damián Agustín, uno de los jóvenes que lo acompañaban en el auto) le ha levantado el freno de mano. Por eso se descontroló el coche y pasó lo peor”, explicó Carabajal a EL LIBERAL.

La jueza Danielsen rechazó el pedido de excarcelación y convirtió la aprehensión en detención de Bustos